roda de isábena

Hospedería

Bienvenidos a la Hospedería de Roda de Isábena

La Hospedería de Roda de Isábena, inaugurada en 1.995, se encuentra justo enfrente de la Catedral, en la Plaza Mayor, en un entorno medieval de esta pequeña y tranquila localidad de la Ribagorza Oscense. Localidad que, originalmente, fue fortaleza defensiva romana, después residencia de los Condes de Ribagorza y Sede Episcopal. Construida sobre los muros de la antigua abadía, dispone de 10 habitaciones dobles, cafetería y salón social.

El comedor de la Hospedería al que se accede por el Claustro de la Catedral, esta situado en el antiguo refectorio, con capacidad para 60 comensales.

Abrir la puerta de la hospedería es volver al pasado, y no tanto por su interior sino por el entorno en el que se ubica. Bien sea con vistas a la Catedral , bien con vistas al valle del Isabena, la hospedería nace como remanso de paz en medio de historia y naturaleza.

Roda de Isabena se encuentra en el Pirineo Oriental, y precisamente su valle es uno de los principales focos de interés turístico.

En un pequeño rincón, lleno de solera e historia, en plena plaza de la catedral, el caserón que prácticamente roza con los muros del templo alberga esta hospedería altoaragonesa, combinando bienestar y calidad , con gastronomía y ocio.

Dispone de 10 habitaciones que suelen estar muy solicitadas por quienes huyen de las muchedumbres en busca de un remanso de paz.

Conviene resaltar su terraza, espléndida, desde la que se puede contemplar uno de los parajes más espectaculares de la zona, al poderse disfrutar de buena parte del valle.
Sin duda alguna, el rincón mas interesante de esta hospedería es su restaurante, antiguo Refectorio de la Catedral, y que viene ejerciendo estas funciones desde 1985.

Sus sesenta plazas se reparten bajo la planta abovedada de piedra que tímidamente ilumina con las características lámparas de forja. Sin duda, un marco incomparable.

Entorno

Entorno de la Hospedería Roda de Isábena

La hospedería se encuentra en la distinguida localidad de Roda de Isábena, capital del antiguo condado de la Ribagorza. Situada sobre una colina y junto al valle del Isábena, sus calles conservan todo el sabor medieval en sus portadas, pasadizos y murallas. Su joya más preciada es la catedral de San Vicente, joya del románico y testimonio de la importancia histórica de la villa. Ostenta ser la más antigua de Aragón y una de las más bellas.

La comarca goza de un entorno natural único, jalonada por las altas las montañas del norte (Posets, Perdiguero, Maladeta o Mulleres, entre otros picos) y la cumbre más alta del Pirineo, el Aneto. Tres ríos, el Ésera, el Isábena y el Noguera Ribagorzana recorren el territorio de norte a sur y tres son pues, los valles sobre los que gira la vida de estos pueblos.

En las cercanías y ubicado en un rincón de gran belleza, se levanta el espectacular monasterio de Santa María de Obarra. Su edificio mejor conservado es la iglesia románico lombarda, de finales del siglo XI. De camino hacia allí pasarás por La Puebla de Roda y junto al puente medieval de Serraduy, ambos merecen una parada.

Hospedería Roda de Isábena Graus

En el recorrido por el valle del Isábena destaca el tramo del congosto de Obarra, un estrecho desfiladero de paredes de roca caliza que te sobrecogerá. El macizo del Turbón constituye uno de los principales referentes del valle.

Continuando hacia el norte, en el valle de Benasque las cumbres más altas de Aragón comparten protagonismo con glaciares y lagos helados. Pero además de por sus espectaculares paisajes, este valle te seducirá por sus pueblos rebosantes de encanto y su amplia oferta de actividades durante todo el año.

Acércate a Graus y pasea por su plaza mayor, una de las más bonitas de Aragón. La longaniza ha dado fama mundial a la localidad, que desde 1996 ostenta el Récord Guiness a la longaniza más grande del mundo. Tienes que subir a la basílica de la Virgen de la Peña y dejarte seducir por su claustro y el antiguo hospital. Desde la galería podrás disfrutar de una vista inolvidable sobre los valles del Ésera y el Isábena abrazándose en Graus.

Hospedería Roda de Isábena Graus

¿Te imaginas encontrar en pleno Pirineo aragonés un templo budista? Se encuentra en Panillo, a pocos kilómetros de Graus, y forma parte del paisaje ribagorzano desde 1984. Si tienes curiosidad por conocerlo, adelante. Sus puertas están abiertas a todo el mundo.

En Benabarre sentirás el roce de los siglos en sus callejuelas intrincadas que conducen por empinadas rampas al castillo de los Condes de Ribagorza, un prodigio difícil de tomar al asalto.

Desde Viacamp alcanzarás el despoblado de Montfalcó, desde el que se accede al congosto de Mont Rebei. Sus espectaculares pasarelas permiten hacer un vertiginoso recorrido por el estrecho paso que el río Noguera Ribagorzana ha formado al atravesar la sierra del Montsec. La cuenca alta de este río fronterizo atesora auténticas joyas históricas, como la villa medieval de Montañana o el monasterio románico de Santa María de Alaón.

Contacto

Mapa

Aviso de cookies
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies propias y de terceros. Más información sobre nuestra política de cookies.